lunes, 27 de agosto de 2012

127 - 130


Eso de que su vida colgaba de un hilo en esos segundos es algo de lo que los escritores modernos (si, ya me considero uno) hablamos mucho. Es algo increible analizar ese tipo de situaciones, yo la analize en un recital de los strokes. Aquí es cuando me doy cuenta que los recitales son de las cosas mas intensas que una vida puede tener, y que en cuanto a mi accesibilidad empirica es de las que mas puedo vivir. Me propongo ir seguido a ellos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario